Periodo estival sin sobresaltos

2 Jul

Llega el calor, el buen tiempo, y en casa solo oigo eso de ¡aquí no hay quien pare! En el trabajo los: buenos días, se ha sustituido por la típica protesta; ¡qué calor!

 

Antes de irme de vacaciones sin reparar en lo que dejo atrás, como si nunca más tuviese que volver, me he de parar a repasar algunos consejos necesarios para que a mi regreso todo esté como lo dejo, una vivienda libre de robos.

 

  • Me aseguro de dejar puertas y ventanas bien cerradas, en el caso de la puerta no basta con cerrarla, hay que “echarle la llave”.
  • Corto el suministro de agua y del gas para evitar posibles sucesos indeseados: roturas de tuberías, grifos mal cerrados, incendios de aparatos conectados al gas: caldera, vitrocerámica, etc. Pero no cierro el suministro eléctrico porque he de simular que no me he ido de mi casa: para que suene el timbre si alguien llama, o se conecten algunas luces por la noche con ayuda de un temporizador.
  • No puedo dejar las persianas totalmente cerradas parecerá que me he marchado, ligeramente levantadas permitirá que la luz accionada con los temporizadores hagan su labor disuasorio por la noche, y por el día dará la impresión de vivienda habitada, eso sí las ventanas bien cerradas.
  • Un fallo muy común que me suele ocurrir, es que dejo alguna escalera o andamio en el patio de casa, accesorio que utilizan los cacos para acceder a las plantas superiores del domicilio, tejados, terrazas y desde allí entrar con mayor facilidad, por eso si no puedo guardar este tipo de accesorios, lo mejor es inutilizarlos, y para ello tengo que atarlos con cadenas y candados siempre lo más alejados de la vivienda.
  • Teléfono: desvio las llamadas al móvil, y cada vez que recibo una llamada hago como que se estoy en casa. No preparo un mensaje específico para mis días vacacionales, sería una invitación al desastre,

   -“hola ahora no podemos atenderte estamos de vacaciones…”

   – garrafal error.

  • Ni tampoco digo en el pueblo que me voy de vacaciones, no a diestro y siniestro, se lo digo a mi familia o a un amigo de confianza, con la intención de que estos se pasen por casa de vez en cuando y comprueben que todo está bien, recojan el correo (para no dar pistas de vivienda desatendida) y también sería bueno decírselo a la Policía Local y/o Guardia Civil.
  • Nunca dejo objetos de valor por casa y si no lo puedo evitar utilizo cajas de seguridad camufladas. Como tengo dos vehículos, guardo en el garaje el que no me llevo, evito, así, no solo que me lo puedan robar sino que lo utilicen como medio para abrir mi casa, bien alunizándolo o bien porque se suban a su techo para desde allí acceder a plantas superiores.
  • No dejo objetos móviles en alturas, como macetas, o toldos a medio echar, ropa en el tendedero (aunque por otro lado si ésta está muy bien sujeta y no es pesada, puede actuar como elemento disuasorio), cualquier tormenta podría convertirlos en objetos arrojadizos con las consecuencias que esto conlleva.
  • En el supuesto de casas independientes te recomiendo el uso de perros adiestrados e iluminación en los exteriores.

En todos los consejos lo que intento es evitar las tentaciones para no atraer cacos, y dificultar el acceso de mi vivienda a los amigos de lo ajeno, ¿Quieres evitar que tus deseadas vacaciones se conviertan en un mal recuerdo?

Que pases un buen verano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: